Delinea tu mirada según la forma de tus ojos

By Lastruquideasdenuria, noviembre 9, 2015

Resalta tu mirada…

 

Es importante saber utilizar el eye liner correctamente, dependiendo de la forma que tengan nuestros ojos, no es lo mismo aplicarlo en unos ojos rasgados que en unos ojos caídos.

 

094960aa00381f8bd9997de40533c02c

 

Indispensable entre nuestros cosméticos, utilizado para realzar la mirada desde el Antiguo Egipto, donde usaban como delineador una pasta negra llamada khol que servía para prevenir las infecciones, todos recordamos el indiscutible perfilado de Cleopatra.

 

Con el delineador podemos modificar las imperfecciones en los ojos, pero para ello es necesario saber con precisión cual es la forma de nuestros ojos, trazando una línea imaginaria desde el lagrimal hasta el extremo del ojo.
  • Si la línea extrema queda más alta que el lagrimal, decimos que los ojos son rasgados.
  • Si queda a la misma altura que el lagrimal, se trataría de unos ojos almendrados.
  • Pero si queda más baja que el lagrimal, estaríamos ante unos ojos caídos.

 

 

Ojos rasgados:
Logra que tus ojos se vean más grandes, realiza el trazado siguiendo la línea de las pestañas. Dibuja en la parte superior una línea de principio a fin siguiendo la forma natural de tu ojo, no es necesario agrandar el trazo ni elevarlo.

 

Ojos almendrados:
Deberás trazar una línea fina a lo largo del ojo, y haciéndola más gruesa según llegamos al final del párpado.

 

Ojos caídos:
El objetivo es alzar la mirada y hacer los ojos más grandes. Para ello habrá que trazar una línea en ascendente para disimular el efecto de ‘ojos caídos’. Comienza a delinear desde la mitad del ojo hacia fuera, engrosando el trazo hacia el extremo, el delineador puede quedar un poco alejado de la línea natural de tus pestañas, pero no mucho, para corregir ópticamente la forma natural del ojo.

 

En cualquier caso, si tienes ojeras, mejor no uses delineador en la parte inferior de las pestañas, pues aportarás más oscuridad a las ojeras.